Solemos tener dudas acerca de si nuestro equipo de descanso necesita un cambio o puede utilizarse una temporada más.

Igual los siguientes datos te ayudan a tenerlo más claro. Pasamos una media de 240 horas al mes sobre nuestro equipo de descanso. Un dato que debemos tener en cuenta para darle la importancia que se merece a nuestro colchón. Necesitas renovar tu equipo de descanso si… Te levantas cansado habitualmente. Esta condición puede deberse a diversas causas como enfermedades puntuales, una mala alimentación, depresión o toma de medicamentos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, cuando existe un agotamiento constante, y especialmente si va acompañado de dolencias musculares o lumbares, nuestro equipo de descanso puede ser el responsable. Tu equipo de descanso tiene entre 8 y 10 años. La vida máxima de un colchón es de 10 años. Sin embargo, no todos los colchones alcanzan esta durabilidad, pues también depende del uso que se le dé, de la calidad de los mismos, o de los materiales que lo forman e incluso de las características de las personas que lo utilizan. Asegúrate de que el colchón que vas a utilizar a diario, sea el que mejor se adapte a ti. Tu colchón está hundido o deformado. La vida de un colchón depende también del uso que se le dé. Has experimentado cambios físicos. A lo largo de los años la gente va cambiando, y debemos adecuar nuestro equipo de descanso a nuestras nuevas condiciones físicas. Esto es: si te has quedado embarazada, si has engordado en los últimos años, si has tenido algún accidente o alguna enfermedad que haya afectado a tus condiciones físicas o incluso si has atravesado una etapa de la vida (niñez, juventud, edad adulta o vejez) y sientes que tus condiciones físicas no son las mismas. Cada persona necesita un determinado tipo de colchón en cada época de su vida. Si estas son tus circunstancias, deberías renovar tu equipo de descanso, invertirás en salud.